Con sobresaliente

Abdomen de chocolatina

No me digáis que no…

Porque estoy segura que quien mas y quien menos ha soñado con un abdomen como de “tableta de chocolate”

Es decir, con sus músculos bien trabajados y marcados, para mostrar un tórax sin grasa, firme, liso y como de mármol…

 

Desde luego el ejercicio físico es indispensable

¿Quien no ha soñado con un abdomen de “chocolatina”?. Los masajes, el ejercicio, la dieta y la cirugia pueden conseguirlo

Pero como la acumulación de grasa en la cintura y zona abdominal es un problema frecuente e independiente del peso, nunca están de más los masajes profesionales.

Se practican en los centros especializados y los hay de muchas clases.

En cada caso se obtienen unos resultados específicos.

Por tanto habrá que decidirse por unos u otros en función de las necesidades personales, tras el diagnostico previo.

Los más frecuentes son:

Masajes en espiral:

Parten del ombligo y siguen una trayectoria semejante al de las agujas del reloj.

Masaje de rodadura:

Sobre la línea vertical del ombligo, las manos del masajista forman un pliegue espeso y lo hacen rodar hacia el exterior.

– Masaje de bombeo:

Ayuda a eliminar grasa.

El profesional presiona repetidamente el vientre del paciente con ambas manos, imitando la acción de una ventosa.

– Masaje de “pellizcos”:

Sirve para estimular la circulación sanguínea y eliminar las toxinas.

-Masaje de drenaje linfático:

Destinado fundamentalmente a incrementar la circulación linfática, con presiones de diferente intensidad.

Además del masaje os recomiendo una dieta rica en verduras y proteínas ELIMINANDO LOS HIDRATOS DE CARBONO.

Y como recurso que nunca falla, la cirugía, en la que el bisturí a veces y en otras ocasiones el láser lipolisis consiguen la autentica proeza de  “dibujar” un abdomen de diseño, es decir, un abdomen de “chocolatina”

Pero eso os lo cuento otro día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *