HOMBRES QUE DAN LA TALLA

Pero ¿porque no?…

Me encantan los hombres guapos, lo que no quiere decir que no me gusten algunos que no lo son…


Pero SIEMPRE es condición indispensable que sean atractivos e INTELIGENTES…

Y eso tiene muchísimo que ver con el cuidado personal, concretamente, con cómo y de qué manera se cuidan.

Odio los tópicos, así que no voy a decir nada de esas bobadas de hombres y osos…

Ni la tontería de que “finalmente los hombres ya están entrando en el universo de la belleza…”

Ni siquiera voy a mencionar el concepto “demode” de los “metrosexuales”…

Pues nada de eso, me ratifico en el hecho de que TODOS SOMOS IGUALES en la utilización de la ducha y de las dietas, y de la estética y de la cosmética y por supuesto, de la CIRUGIA

¡¡¡Que SI!!!

Que también vosotros, chicos, tenéis a vuestro alcance todo el potencial inmenso de la cirugía!…

Yo no quiero que de ninguna manera que os sintáis olvidados, ni relegados a un segundo plano, en lo que a estar estupendos y a gusto con vosotros mismos se refiere…

Así que os cuento algo de lo que podéis hacer para mejorar vuestro aspecto físico

Ah y que sepáis: aproximadamente un 20 % de las consultas de cirugía plástica corresponden al sexo masculino, tal y como nos comenta el Dr Diego Tomas, Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, y miembro numerario de la SECPRE.

Es evidente que el ideal de masculinidad actual ha cambiado y que vivimos en una sociedad donde la imagen desempeña un papel primordial en las relaciones interpersonales y profesionales; y la disconformidad con ciertos rasgos de nuestra anatomía puede repercutirnos negativamente.

Los tipos de intervenciones quirúrgicas más comúnmente solicitadas por vosotros, varían según la edad.

RINOPLASTIA (cirugía de la nariz)


Consiste en una remodelación de la anatomía nasal según sus necesidades (extirpación del dorso, elevación y afinamiento de la punta, disminución de la anchura, etc.) para conseguir el perfil deseado que armonice con el conjunto de los rasgos faciales.

¡Nunca se valora aisladamente la nariz, sino dentro del contexto de la cara!.

Es decir, se modifican solamente aquellos detalles nasales muy llamativos, evitando en todo momento o el “aspecto operado o femenino”, ya que los parámetros estéticos entre ambos sexos son diferentes.

La intervención se suele realizar bajo anestesia local y sedación o anestesia general, practicando incisiones en el interior nasal, de forma que no queden cicatrices exteriores visibles.

Después se colocan unos tapones en los orificios, que deberán permanecer unas veinticuatro horas, y una pequeña escayola en el dorso de la nariz, durante una semana aproximadamente.

El postoperatorio es indoloro y es normal la presencia de una hinchazón nasal y un hematoma en párpados inferiores.

Este edema suele ir desapareciendo paulatinamente en unas semanas.

 

OTOPLASTIA (Cirugía de las orejas)

Es un tipo de cirugía destinada a corregir las orejas “en soplilloo prominentes.

Su principal indicación es contrarrestar el complejo psicológico que crea, tanto en los niños como en los adultos, tener unas orejas que forman un ángulo anormalmente grande con la cabeza.

Es una intervención que se suele realizar a partir de los seis años, pero últimamente es muy frecuente la demanda entre adultos y adolescentes debido a la moda de llevar el pelo muy corto o rapado al cero, circunstancia en la que las prominencias de las orejas se hacen muy llamativas y difíciles de ocultar con el cabello

La operación es ambulatoria, con anestesia local y las incisiones se esconden por detrás de la oreja, dejando una cicatriz prácticamente invisible.

Posteriormente se coloca un vendaje que se sustituye por una “cinta de tenis”a las 48 horas. Los puntos se retiran en 2 semanas y la incorporación a la vida cotidiana es prácticamente inmediata.

 

REJUVEJECIMIENTO FACIAL:

El proceso de envejecimiento es complejo e intervienen diversos factores: una predisposición personal o hereditaria, situaciones de estrés, hábito alimenticio, tabaco, alcohol, exposición excesiva al sol, etc.

Todos los signos de envejecimientos facial derivan de la pérdida de laxitud o elasticidad de los tejidos, con formación de arrugas, caída de las cejas, formación de bolsas en los párpados, pliegues en el cuello, etc.

Existen diversos tipos de operaciones que pueden efectuarse solas o aisladas para combatir el paso de los años.

LIFTING O ESTIRAMIENTO FACIAL:

Es una operación destinada a tensar la piel de la cara y cuello con objeto de eliminar la flacidez de los tejidos. Su demanda es muy frecuente a partir de los cincuenta años de edad.

Se requiere anestesia general, y las incisiones quirúrgicas se practican por dentro de la línea del pelo y por el borde anterior de la oreja, quedando ocultas a simple vista.

Existe una variedad del lifting facial, el “Minilifting” que se aplica cuando hay que tratar la laxitud de las mejillas y no del cuello.

Las intervenciones de estiramiento facial no sólo logran un rejuvenecimiento, sino que la edad aparente siga retrasada durante mucho tiempo con relación a la edad cronológica.

CIRUGÍA DE LOS PÁRPADOS O “BLEFAROPLASTIA”:

Junto con el Microinjerto de pelo constituye la intervención más solicitada a partir de los treinta y cinco años

Consiste en corregir, bajo anestesia local, las bolsas de grasa que hacen protusión en los párpados, y extirpar el exceso de piel.

Es una de las cirugías más agradecidas porque nada hace parecer tan mayores a los seres humanos como el exceso de piel flácida del párpado superior que a modo de cortinilla llega a tapar las pestañas y se acompaña de bultos de grasa en el párpado inferior.

Sin embargo este problema tiene una solución rápida y un postoperatorio bastante corto.

Las incisiones suelen seguir el reborde del ojo con el objeto de que sean difícilmente visibles, y, a la vez, poder extirpar el exceso de piel y los acumulo de grasa.

Otras veces se puede extraer las bolsas de grasa del párpado inferior por dentro del ojo o conjuntiva, evitando dejar cicatriz en la piel (Blefaroplastia transconjuntival).

Es normal que en el postoperatorio exista una hinchazón de los párpados, así como cardenales pero suelen ceder en el plazo de una semana

Los puntos se retiran en tres días y la reincorporación a la vida cotidiana es inmediata.

El resultado de la blefaroplastia es favorable y duradero; en general, las bolsas de los párpados no suelen reaparecer.

 

GINECOMASTIA O MAMAS MASCULINAS


El varón posee un escaso tejido mamario pero en ocasiones un desarrollo excesivo de las mamas provoca serios problemas de índole personal y de relación social.

Este trastorno es muy frecuente, suele comenzar en la adolescencia, aunque también es frecuente en adultos. Las principales causas son genéticas, hormonales (adolescentes y atletas), medicamentosas u obesidad

Su solución es rápida y definitiva combinando técnicas de liposucción por láser y resección de la glándula a través de la areola con una cicatriz prácticamente imperceptible como la de las prótesis de mamas. La intervención se realiza en régimen ambulatorio y no requiere ingreso en clínica. Durante el postoperatorio se debe llevar una faja pectoral durante tres semanas y es recomendable recibir masajes de drenaje linfático como en una liposucción clásica.

LIPOSUCCIÓN O LIPOESCULTURA

La liposucción no es un tratamiento de la obesidad sino una técnica destinada a corregir los depósitos grasos de ciertas partes del cuerpo que son rebeldes a los regímenes de adelgazamiento.

En el organismo hay un tipo especial de tejido graso que se suele localizar en caderas o cintura (“michelines”), muslos (“pistoleras”), abdomen, papada, etc. Estos depósitos grasos son independientes de la ganancia o pérdida de peso, por ello si se extraen por aspiración no volverán a aparecer y como resultado el paciente adelgazará o engordará armónicamente sin estas deformaciones.

Aunque el sexo femenino predomina en la demanda de esta técnica, son cada vez mas los hombres que recurren a la liposucción, para el tratamiento de los “michelines”, papada y las mamas masculinas (Ginecomastia).

Debe tenerse cuidado porque no todas las partes del cuerpo ni todas las pieles son susceptibles de ser aspiradas. Cuanto más elástica sea la piel, mejores serán los resultados finales.

El caso del abdomen es de difícil solución por medio de la liposucción ya que la mayoría de la grasa se localiza en los hombres por detrás de la pared muscular y no debajo de la piel. La dieta y el ejercicio obtienen los mejores resultados en el caso de los abdómenes prominentes

La liposucción se practica introduciendo, a través de unas pequeñas incisiones, unas cánulas con agujeros que se conectan a una bomba de vacío que extrae la grasa por aspiración.

Se realiza en un quirófano con estrictas normas de asepsia, bajo anestesia local con sedación intravenosa.

Desde hace poco tiempo disponemos de una nueva técnica de Liposucción asistida por láser o Laserlipólisis que tiene la ventaja de permitir un postoperatorio más rápido y menos traumático, menor hematomas y menor flacidez de la piel.

No requiere internamiento y se puede realizar una vida normal transcurridas 48 horas. El postoperatorio no es doloroso y suele cursar con una lógica hinchazón de los tejidos y cardenales cutáneos. Por este motivo, se utilizará una faja de compresión durante un mes, y se tendrá en cuenta que los resultados finales solo se podrán empezar a valorar transcurridas varias semanas.

En el postoperatorio es muy recomendable someterse a “masajes de drenaje linfático” para disminuir la inflamación y obtener los mejores resultados.

TRATAMIENTO DE LA CALVICIE: “MICROINJERTO CAPILAR”

Es la técnica más reciente y moderna, destinada a paliar los efectos estéticos de la calvicie masculina o androgénica.

En la cabeza no todos los pelos tienen el mismo comportamiento biológico. Los cabellos de la región posterior están programados genéticamente para ser más resistentes y no caerse.

De esta manera, si los trasplantamos a una zona de calvicie (por ejemplo la coronilla), crecerán normalmente y resistirán la acción de las hormonas masculinas.

La técnica consiste en tomar de la nuca grupos de 2-4 folículos (microinjertos o unidades foliculares) e implantarlos uniformemente con métodos de microcirugía, de forma indolora y bajo anestesia local, por las zonas poco pobladas. El resultado final es de gran naturalidad y no deja cicatrices visibles, evitando el efecto antiestético de “pelo de muñeca” conseguido con técnicas más antiguas.

El pelo “nuevo” por ser del propio paciente tiene las mismas características de color y brillo y podrá cortarse y peinarse normalmente. Además, no tiene los graves inconvenientes del pelo artificial (rechazos, infecciones, caída.)

Otras indicaciones del Microinjerto: secuelas de accidentes, quemaduras y cicatrices. Ej: cejas, patillas, pubis, etc

Esta técnica es realizada por Cirujanos Plásticos miembros de la Sociedad Europea de Restauración Capilar.

MÁS INFORMACIÓN: www.doctordiegotomas.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *