MIRADAS DE ORIENTE Y DE OCCIDENTE

Resulta que a veces una mirada vale más que mil palabras…

Máxime si se adereza con un poquito de sensualidad o de ternura, o de picardia, o de emoción…

Y las guapas oficiales lo saben…

Isabel Preysler es buena prueba de ello, aunque sus ojos han dejado de ser “achinados” para volverse “redondeados”, gracias al bisturí.

Y eso que ella es tan inocente y tan sencilla que “no se considera guapa ni inteligente”…

Ni tampoco “tonta, ambiciosa o calculadora”…

Pues no, nada de eso.

Rizando el rizo se define a sí misma como “una ama de casa, devota de sus hijos, a la que la pasión y el azar ha colocado en el centro del huracán”…

¡Que aprendan todas las amas de casa de España que por sus hijos “matan”!…

Y que sencillamente pueden mañana mismo si así lo desean cambiar sus ojos de “redondeados” a almendrados…

Y si después llega el “huracán”, a lo mejor pueden incluso hacer algun anuncio de Porcelanosa ¿Quién sabe?…

Lo que si me consta es que –como os digo- un simple retoque quirúrgico se vuelve capaz, a veces, de transportarnos desde el encanto de occidente a la magia de oriente en una mirada.

Capaz de cambiar por completo la expresión facial, en este caso de unos ojos, modificando su aspecto.

Se encuadra dentro de los MINIS DE LA CIRUGÍA, según el Dr. Angel Juárez, Jefe de la Unidad de Cirugía Plástica y Estética del Hospital de la Zarzuela.  “Muy diferentes de las intervenciones pesadas y traumáticas. Ofrecen la máxima utilidad a la hora de lograr cambios precisos, pero no extremos.”

En ningún caso buscan que los demás perciban grandes diferencias en nuestro aspecto, sino todo lo contrario, es decir que aprecien la mejoría sin saber realmente a que se debe… que tan solo pregunten “pero… ¿qué te has hecho que estas tan guapa?”…

¡Ese es su éxito!

Los MINIS en el caso de la mirada, pueden Occidentalizar los ojos, una tendencia que según el Dr. Juárez se encuentra bastante en boga, o por el contrario pueden conseguir unos ojos rasgados, tipo “oriental”

Desde luego, podemos decir que hay MINIS y MIRADAS para todos los gustos…

¿En qué consiste?

1.- Occidentalizar la mirada:

Se trata de una cirugía que se realiza con anestesia local y sedación, en la que se actúa sobre el párpado superior, reinsertando la aponeurosis del elevador del párpado superior en una posición más alta, marcando así el pliegue palpebral. Se actúa, además, en el pliegue que existe en la parte más interna de los ojos. Se consigue un aspecto más occidental.

2.- Orientalizar la mirada

Para obtener un ojo más rasgado se realiza, con anestesia local, una cantopexia, es decir, traccionar discretamente del borde o canto externo del ojo. La tracción debe ser discreta para que el resultado sea natural.

En algunas ocasiones esta cirugía se hace en el contexto de una blefaroplastia (cirugía de rejuvenecimiento facial) o de un lifting de cejas (elevación de la cola de la ceja)

En cuanto al postoperatorio, lo único destacable es la inflamación, que puede durar unas 72 horas. En ocasiones pueden aparecer algunos hematomas, desaparecen en pocos días. Es una cirugía muy poco dolorosa

Las primeras 48 horas es necesario aplicar frío en la zona para minimizar la inflamación

Los puntos externos se retiran a los 5 días

Para mayor información www.doctorangeljuarez.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *