ERES TU MI PRINCIPE AZUL

Os voy a plantear una pregunta…

¿Cómo os imagináis al príncipe azul?…

O sea, ¿Cómo pensáis en ese ser maravilloso y capaz de ilusionaros y de rescataros de una vida aburrida, monótona y nada excitante?.

A ella, a Charlene Wittstock  le temblaron las piernas al conocer al Príncipe Alberto de Mónaco

He conocido a muchas personas, pero con la única que me han temblado las piernas ha sido con el príncipe Alberto. Sabe cómo tratar a una mujer, es educado, encantador… En una palabra, fantástico“.

¿Es Alberto un príncipe azul?… ¿Lo es a pesar de su calva, de sus 52 años, de su “barriguilla” y de su tía Paqui?…

 

O ¿Lo es, tal vez el Príncipe Harry de Gales, que por lo visto ha desbancado al mismísimo Robert Pattinson en la lista de los más guapos del universo, obviando sus grandes orejillas por herencia paterna?…

Acaso ¿Lo es el Príncipe Guillermo, el otro hijo de Diana de Gales, que despertó su pasión gracias al vestido con el que vio a Kate Middleton en un desfile, dejándole catapultado para lanzarse al feliz matrimonio y comer perdices “for ever” con ella?…

¡¡¡Cielos!!! ¿Quién es el príncipe azul pues?…

Me acuerdo que “Blancanieves”  (en el film de Walt Disney) también se lo pregunta “Eres tu el príncipe azul, que yo soñé….?”

Menos mal que en nuestro país lo tenemos claro.

Nuestros Príncipes de Asturias, que últimamente se muestran súper conjuntados de uniforme y con idénticos estilismos de blusa y corbata, lo demuestran en sus vestimentas…

¡Felipe –no cabe duda- no  es un príncipe azul, es un príncipe gris (marengo)!… al menos en su vestimenta

Tampoco hay duda para la piel…

Su príncipe azul  debería ser un tratamiento capaz, a través de sus activos, de potenciar la regeneración celular…

Por ejemplo con el caviar, porque estas bolitas, tan deseadas ¡y tan ricas!, atesoran en su interior un valor cosmético incalculable.

Su composición, a base de aminoácidos, es muy similar a la cutánea y con una gran capacidad para potenciar la regeneración celular, que con el paso del tiempo y con los cambios hormonales, se  ralentiza poco a poco, volviéndose más fina y más frágil.

Un tratamiento capaz de combatir la sequedad cutánea, la falta de elasticidad y la oxidación. De rejuvenecer, de vigorizar los tejidos, de estimular y potenciar la renovación celular y más aun en las pieles maduras cuando comienzan la flacidez, la pérdida de densidad y la sequedad.

En definitiva, la línea Caviar Therapy de Maystar Cosmética, que además, aumenta la resistencia epidérmica frente a las agresiones externas y devuelve la luminosidad al rostro.

Para más información: www.maystar.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *