LA NOBLEZA DE LA CEJA

Os voy a poner una adivinanza:

Adivina, adivinanza…

¿Qué familia está compuesta por una madre cantante, unas niñas góticas y un padre ex presidente y deseoso de ser NOBLE de enorme nobleza española?…

No, no es la familia cebolleta ni mucho menos…

Pero resulta que como tres ex presidentes del Gobierno recibieron en su día del rey don Juan Carlos un título nobiliario tras abandonar su cargo, Zapatero, también está muy interesado en esa distinción.

Al parecer, el todavía presidente del Gobierno se ha dirigido personalmente a un ex alto cargo de la Casa del Rey y actual consejero de don Juan Carlos, interesándose por esa posibilidad de ser grande de España…

¡Que ser más versátil, la verdad…

De “revisor de nubes” en León quiere pasar ahora a Marqués o a Conde o a lo que sea (que me muero de risa), en Aravaca…

Pero su “titulitis” dicen, que desde la Casa Real se ha tomado con escepticismo por falta de trayectoria política y de méritos para este título.

Pues nada, ya veremos en qué queda la cosa…

Mientras tanto, y para verlas venir con buena cara, lo mejor es tener los pómulos preciosos

¿Cómo conseguirlo?

El nuevo Lipolift Pómulos les aporta volumen y rediseña el perfil de las mejillas, remodela y enriquece el óvalo facial, dándole al rostro un aspecto más suave y juvenil

Iodase presenta su innovadora crema remodeladora y enriquecedora que consigue rellenar los pómulos y dibujar el perfil de las mejillas: el Lipolift Pómulos.

Esta innovadora crema puede encontrarse en las farmacias y centros especializados en salud y belleza.

Su composición lo hace único.

Contiene un hexapéptido innovador que aporta una acción enriquecedora y reduce visiblemente la antiestética pérdida de volumen.

Este compuesto favorece el proceso natural de acumulación de tejido conjuntivo en las células adiposas de la dermis y combate la desnutrición cutánea típica causada por el envejecimiento.

Os recomiendo aplicarlo mañana y/o tarde sobre el rostro limpio masajeando suavemente con las yemas de los dedos hasta la completa absorción del producto, evitando el contorno de ojos.

Tras un mes de tratamiento continuado y diario, los contornos ya parecen más llenos y redondeados

La piel gana en compactación, tonicidad y suavidad, quedando reestructurada.

Los resultados son visibles tras 30/40 días y se aconseja descansar un mes tras el tratamiento y antes de retomarlo nuevamente.

Después de su aplicación se aconseja evitar la exposición solar de las partes tratadas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *