MAFALDA Y CHANEL

Cuando Joaquín Salvador Lavado, el inconmensurable Quino dijo “de un lápiz puede salir cualquier cosa”, fue profeta…

De su lápiz surgió un ser maravilloso llamado Mafalda.

Una criatura repleta del sentido del humor y de la inteligencia de su padre.

Creció alimentada de risas y de ideas.

De reflexión y de caricatura de lo cotidiano.

Hoy la he recordado, quizás porque esta niña prodigio cumple cuarenta años, y sin embargo sigue igual, con su cara redonda, su pelo rizado, su faldita respingona, su nariz “garbanzo” y su desmedida lazada en la cabeza…

Bien podría ser el sueño de un cosmético antiedad

¿Sueños?… Veréis yo esta noche no podía dormir…

Ha sido para mí una de esas largas vigilias en las que precisamente el sueño se me fue de paseo no se sabe a dónde y me dejo plantada…

¿No os ha ocurrido alguna vez?…

Cuantas más vueltas en la cama, más se escucha correr el reloj… las dos, las tres, las cuatro ¡y mañana madrugo!… y ¡que agobio! Y ¿qué hago?…

De pronto se me vino Mafalda al pensamiento como un islote de ingenio, como una meta contra el aburrimiento, como una caricatura estupenda de la realidad… de esa que nos atropella igual que el insomnio, pero que vista de cerca es solamente un grano de arena en una playa enorme de grande.

Puedo deciros que el color arena está de moda.

Que he probado el Rouge Coco Shine de Chanel conjugando su gama cromática y me ha encantado su textura, su brillo, su persistencia.

También me han gustado mucho los nombres con los que ha bautizado sus labiales en esta línea:

“Aventura”, “Romance”,” Buen humor” “Fetiche”, “Libertad”, por ejemplo

Por cierto, Libertad, otro de los personajes que se paseaban con Mafalda decía “¿Y si en vez de planear tanto voláramos un poco más alto?”…

Es una buena idea…

Otra, la de poneros en los labios, antes de pintarlos, el Baume Levres Fondant Reparateur Argane de Galénic.


Además de ser  súper agradable, “favorece” el  maquillaje.

Al final,  siguiendo con mi tema del “desvelo”, cuando dieron las cuatro me quede frita.

¿Mala cara hoy por la mañana?…

Mafalda diría:”Hoy entré al mundo por la puerta trasera.”

Nada de puertas traseras… ¡Ni hablar!… puse en práctica lo que os estoy contando y no se me nota nada que me he levantado a las siete treinta (noche en blanco).

De un lápiz puede salir cualquier cosa ¡tienes razón, Quino!  y de una barra de labios  como Rouge Coco Shine, también… hasta una confortable y favorecedora sonrisa en el espejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *