LA HERMOSURA NO ES PARA LOS OSOS

¡Vaya tópico!…

Lo del hombre y el oso …

Bueno, hasta hace bien poco, el desaliño masculino estaba de moda…

Así que ellos no se preocupaban  apenas por su aspecto y prácticamente se reían de las mujeres por hacerlo…

¡Pues finalmente nos los hemos llevado “al huerto” del cuidado personal”!.

Y ya sus preocupaciones cosméticas no se centran únicamente en utilizar un after shave para después del afeitado, o un champú capilar, sino que van mucho mas lejos.

Cierto que todavía  hay muchos que desconocen la cosmética y consideran a aquellos que la utilizan  como personajes con una “sensibilidad especial”.

Cierto que todavía en  nuestra sociedad existen algunos prejuicios al respecto…

Pero lo que os digo…¡Nos los hemos llevado al huerto una vez mas! y poco a poco nos adentramos en una nueva era.

Aparece una nueva generación de hombres ¡que se cuidan incluso más que las mujeres!…

¿Y COMO ES ÉL?

Refinado, amante de la belleza, del diseño, de la gastronomía y de la moda, entre otras artes.

O sea, en teoría al menos, sabe apreciar una elaborada forma de cuidarse y de vestirse.

Así que atraer y deslumbrar a esta naciente clientela masculina, hasta hace poco dedicada a una vida más austera, es el objetivo de muchas empresas dedicadas a la moda y la belleza.

Las fragancias, los tratamientos capilares (incluidos tintes “rápidos” y mechas), los de depilación, los rejuvenecedores, los solares y los del afeitado, son las estrellas…

E incluso, el universo del maquillaje les hace guiños…

¡Pues nada hombres… a cuidaros, porque a todas nos gusta tener un señor estupendo al lado!…

Y porque ¡ya está bien! de que nosotras nos arreglemos, entre otras cosas para gustaros, y vosotros sigáis llamando “curva de la felicidad” a vuestra panza!, entre muchas más “injusticias estéticas”…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *