PASIÓN EFERVESCENTE

La vida es así…

A veces das la mano y se toman el brazo, y a veces no quieren ni siquiera la mano que les das…

Y he aquí (abundando en la teoría) que Doña Letizia extendió su mano de nácar y fresa dispuesta a que quien la tomara entre las suyas comprendiera el privilegio de hacerlo….

Pero ¡Oh sorpresa, mas enorme que la de los “Huevos Kinder”!...

El agraciado la desprecio…

Y ni corto ni perezoso dio la espalda a su alteza, tras rechazar esa ofrenda de los dioses, y se fue rapidamente y como sonriendo, no a la M (que seguro que –sin decir quién- alguna lo  estaba deseando), sino al mismísimo Congo, de donde nunca debió salir…

Y sin ver visiones ni nada parecido, ¡esto tiene mucho que ver con una mano negra!

¿Cómo se quedaría el ánimo de la principesa?…

Para ocasiones así de comprometidas, para calma y restaura el cuerpo y la mente esta primavera, existen las  nuevas pastillas tonificantes de LUSH.

Hazme caso y protege tu piel con los nuevos tónicos efervescentes DREAM STEAM

Porque con una perfecta  selección de aceites, Lush ha creado esta nueva pastilla tonificante, con aceite de árbol de té y absoluto de rosa, que actúa como antiséptico y ayuda a calmar  las pieles más  sensibles,  evitando  la  irritación  y  el enrojecimiento  cutáneo.

Los  aceites  de  manzanilla  y lavanda  relajan  y  calman  la  mente  haciéndote  sentir como en un auténtico SPA.

¡Y qué decir de MOON AND SUN!

Mientras  el  vapor  se  encarga  de  limpiar  a  fondo  cada rincón de nuestra cara,  los aceites de nerolí,  lavanda  y azahar crean una magnífica sesión de aromaterapia que contribuye a mejorar tu estado de ánimo.

La piel aparece perfecta, sin rastro de impurezas y muy suave.

Modo de uso:

  1. Vierte agua caliente (no hirviendo) en un bol.
  2. Inclina tu cabeza sobre él y pon una toalla por encima.
  3. Introduce  la  tableta  en  el  agua  y  deja  que  la  efervescencia  de  los aceites esenciales abran los poros.
  4. Aguanta 5 minutos.
  5. Deja  enfriar  el  agua  sobrante,  guárdala  en  una  botella  y métela  en  la nevera.

¡Ya tienes tu propio tónico líquido para usar los próximos 7 días!…

¿Para qué quieres entonces una mano en estas condiciones máximas de bienestar?.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *