A TOMAR POR FAMA

Me encanta ese anuncio de Fanta…

Ese que dice más o menos que cuando algo te aburre, lo mandes a “tomar Fanta”…




Equivale –tal y como yo lo interpreto-  a mandarle a tomar por esa parte anatómica que con tanta despreocupación REAL nos enseño este verano el príncipe Harry en las Vegas.…

Personalmente he adoptado el anuncio…

Así que no me corto un pelo en mandar “a tomar fanta” a cantidad de seres “capciosos” que revolotean en nuestro entorno informativo, de tal modo, ¡que ya resultan super aburridooos!…

Por ejemplo el  matrimonio de los Urdangarín, que dejan Pedralbes-palacete, y se van a vivir a un humilde pisito, conduciendo un cochecito de hace treinta años los ¡pobres!…

Y podemos mandar “a tomar  fanta” a la subida del IVA, y a quienes no cumplen lo que prometen, y a quienes nos mienten sin parar, y a todos los que nos disgustan y a la “tristeza” de Ronaldo…

¡Todos a tomar Fanta!, que queda elegantísimo y quita un lastre de encima…

Ciertamente en esa categoría no se encuentra (sino todo lo contrario), el último trabajo creativo de  LADY GAGA en colaboración con Haus Laboratories y Coty: su fragancia  FAME


Única en su especie, Fame, de Lady Gaga, es un fluido de color negro que, en contacto con el aire y la piel, se vuelve totalmente transparente gracias a la tecnología Black-to-clear, una innovación en la ciencia de los fluidos.

La artista ha colaborado para su creación con leyendas del mundo de la moda,  y el diseño de la botella se ha hecho con Nick Knight y el creativo publicitario Steven Klein ha sido el responsable de envolver la seductora fragancia.

Su estructura olfativa es muy especial.

Tradicionalmente, los perfumes la tienen piramidal, es decir, va de las notas más fuertes a las más flojas, sin embargo en este caso es la “push-pull technology” dónde los ingredientes se mezclan entre ellos sin ningún orden.

Todas las notas han sido creadas para mezclarse con armonía y se transforman de manera mágica al entrar en contacto con la piel.

El aroma se ha creado en base a  tres premisas: oscuridad, sensualidad y luz.

La parte oscura  se inspira en las lágrimas de Belladona, una planta mortal que poseían las bellas mujeres atormentadas desde el siglo XVIII.

El compuesto evoluciona sensualmente gracias a la fusión del alma pulverizada del albaricoque, el azafrán y gotas de miel sagradas.

Y solo con el brillo blanco de los pétalos de peonia y el corazón aplastado de una orquídea atigrada se consigue un toque de luz y color que encarna la belleza atemporal del perfume.

El resultado final es una fragancia floral y afrutada que gracias a su elemento principal inspirado en las lágrimas de Belladona, resulta única en su especie.

Os la recomiendo

 

There are 1 comments for this article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *