BELLEZA SALVAJE

Me vuelve loca la fragancia ¡es de las de siempre, pero con una nueva intensidad: Eau Sauvage de Dior!


Y me apasiona el film creado para potenciar su imagen

De la luz del sol a la noche negra, la atmósfera vibra con una ferviente seducción en una nueva obra:

Un extracto de la película “La Piscina” de Jacques Deray.

Nocturno y magnético, Eau Sauvage Parfum continúa la leyenda de una fragancia sinónima de eterna masculinidad.

Una firma olfativa dotada de sofisticación sensual, tan emocionante como el encuentro entre estas dos leyendas de la gran pantalla.

En el corazón de la noche de Saint Tropez. Se observan el uno al otro, se desafían, avivando su deseo.

La tensión sexual alcanza su punto álgido.

Ella simboliza la belleza y la elegancia, tentación y atracción fatal.

Él, ojos claros y conquistadores, encarna más que nunca la masculinidad absoluta.

Como un lince acechando a su presa, juega con la tensión de una sensualidad desenfrenada.

Una rama que desliza sobre la espalda desnuda y bronceada de ella…

Entre una especie de caricia y amenaza, el deseo se vuelve irresistible.

Ella toma el control y lo desnuda apasionadamente.

Dos ardientes fieras en una de las escenas más memorables del cine francés.

Suena de fondo “Soy un hombre” de Black Strobe.

El rock fuerte y salvaje de un perfume de deseo.

El grito de un hombre decididamente sensual, absolutamente salvaje.

¿Cómo resistirnos a esta fragancia?. Desde luego, si yo fuera hombre la utilizaría y está claro que os la recomiendo como regalo de esta Navidad para padres, hermanos, novios, amigos, maridos y amantes.

Y para que veáis la peli, que es un gustazo de anuncio en este caso, os paso el enlace:

Basta con pincharlo para sumergirse en un instante apasionante (y me encanta que rime).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *