GUILLERMO & KATE CON PERFUME DE AMOR

¡Cuantas cosas (por no decir casi todas), se inspiran en el amor!  (del desamor hoy no quiero hablar)…

Ahora mismo, en lo que a pasión se refiere, los chinos en general se sienten fascinados con los príncipes ingleses Guillermo y Kate …


Con su boda y con el encargo que la Corona Inglesa les ha hecho, de llevar a cabo la vajilla de esponsorios, de fina porcelana…

Allá por China pues, y con un trabajo –nunca mejor dicho- de chinos, la confeccionan con esmero, mientras contemplan a sus altezas en su nube de arrumacos amorosos…

Pienso que es un poco cursi el diseño que les ha enviado la Casa real… porcelana blanca y con un corazón coloreado, en el que aparecen ambos mirándose a los ojos…

¡Que crimen poner encima de tanta sangre azul un vulgar filete, aunque sea de faisán!

Y no digamos nada de las salsas…

Podrían decir las malas lenguas, que a estos enamoradísimos principesos, a partir de ahora, se les va a ver en su propia salsa…

Y es que  claro, respecto a lo de cursis, vistos los sombreros de su graciosa majestad de toda la vida, la reina Isabel, los de su nuera Camilla y otros muchos de la corte, apenas quedan palabras

Y apenas quedan tampoco –en este caso de admiración- para describir dos maravillosas fragancias que como dirían en Antena 3, “me ponen”

Las dos se encuentran relacionadas con el instrumento más amoroso que se conoce: El beso. Ambas representan el no va mas allá de la clase y del buen olfato…

En el caso de Beso de Agatha Ruiz de la Prada, el “besa principesa”, se entiende como elemento cultural.

Es un aroma dulce y romántico, tan pícaro y juguetón como las colecciones prêt-à-porter de la creadora, con notas de salida cítricas, corazón floral de gardenia, jazmín y osmanthus y fondo de pachulí y musk….

Otra opción es Iris Ukiyoé, la novena fragancia de la colección Hermesence, la esencia de Hermès.


Creada exclusivamente para las tiendas de la marca, ofrece, tanto a las mujeres como a los hombres, una generosa libertad de elección, inspirada en el lenguaje poético japonés de los haikus.

Su fuerza reside en la sencillez aparente de la forma, que celebra la evanescencia de las cosas con pocas palabras, pero con enorme profundidad y emoción.

Además, la palabra ukiyoé, significa literalmente «imagen del mundo flotante».

Un beso autentico al buen gusto y al lujo…

There are 1 comments for this article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *