UN GLACIAR PARA EL CALOR

Tirar una CANA al aire es igual a liarse la manta a la cabeza y hacer una “locurita pasional” de vez en cuando, y sobre todo cuando el calorcito llega y se aligera la ropa…

Pero ya lo dice la sabiduría popular: las canas se multiplican cuando se arrancan…

Por eso es mejor para “saciar la sed”, tomarse una CAÑA y además, es facilísimo lo de transformar cana en caña. Basta con poner un palito encima de la ene (N).

Sin embargo los resultados son muy diferentes:

La cana voladora (al aire) puede romper una relación estable y la caña (cervecita), al contrario, resulta muy capaz (sobre todo si es con gambas), de crearla.

Bueno, no os doy más caña, solo os propongo la de pescar, y a ver que cae…

O la de ¡Azúcaaar!, y a bailar para celebrar todo lo de bueno que hay en la vida.

También quiero celebrar el Eau de Soin des Glaciers, de THALGO, un autentico lujo al alcance de todos, cuando el calor puede con nosotros…

Cuando nos sentimos agobiadas por las altas temperaturas…

Cuando suspiramos por darnos, una ducha larga e intensa, sin prisas…

Bueno, pues justamente en esos momentos este producto se convierte en la solución más refrescante, porque precisamente es eso, una fragancia para refrescar el cuerpo.

Eau de Soin des Glaciers, de THALGO, es además una edición limitada…¡no te la pierdas!…

Está enriquecida con Aloe Vera, y es un agua de tratamiento que aporta a la piel una sensación de frescor y bienestar increíbles.

Envuelve la piel como os digo con un sutil perfume acuático, fresco, mentolado y embriagador.

Su precio es de 22€ (100ml)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *