BELLEZA EN LA MIRADA

LAS NUEVAS TÉCNICAS DEL BLEFAROLÁSER

¡¡¡Pero qué bieeeennnnn!!!!

Las últimas aportaciones de la ciencia  a la cirugía estética de los párpados, consisten en una serie de gestos quirúrgicos que pasan por el  Blefaroláser.

Desde el Instituto Medico láser nos hablan del tema, que de verdad es la pera limonera para desterrar los años de más que se aposentan en la mirada.

Esta técnica, es la más evolucionada en el rejuvenecimiento del contorno ocular completo.

Cursa sin inflamación ni hematomas y con una recuperación total de tres días, corrige casos tan particulares como los ojos saltones o la mirada de espanto, nunca resueltos por la Blefaroplastia convencional.

Me parece de verdad impresionante que se pueda acabar de forma tan fácil con:

LA MIRADA CANSADA

Es la que se produce por el Festón Malar, una segunda bolsa que aparece lateralmente sobre la parte alta del pómulo. Debida al acúmulo de líquido entre el músculo y los tejidos inferiores, se elimina con la combinación terapéutica del láser y la infiltración localizada  de fármacos drenantes.

LA MIRADA CADAVÉRICA

En el contexto del envejecimiento periocular, es común la repartición irregular de la grasa, que desaparece de algunas zonas para acumularse en otras, promoviendo la aparición de bolsas. Para corregir este fenómeno que cadaveriza la mirada, se aprovecha la grasa tratada con Blefaroláser para re colocarla y si es preciso, suavizar la cuenca orbitaria mediante la técnica en diábolo, que nivela las depresiones.

LA MIRADA ASIMÉTRICA

Es la que se produce por órbitas asimétricas, que con el envejecimiento natural de la zona, ofrecen una mirada oblicua y dispareja, con un extraño balanceo de las cejas. Mediante el tratamiento de la musculatura se pueden re posicionar las cejas y la situación anómala de los músculos. La realización de un punto estratégico para re situar todo el paquete del músculo en una posición más adecuada, se realiza aprovechando la incisión de abordaje y permite una corrección eficaz, permanente y mínimamente invasiva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *