BLANCA Y RADIANTE VA LA NOVIA

Se acabo el misterio…

Ese que nos tenia sin dormir…

Que nos hacia estremecer de dudas,

Que nos helaba el aliento…

¡Se acabo y finalmente sabemos porque después de 11 años de amor entre cantares, raquetas y pelotas, Enrique Iglesias y Anna Kournikova ni se casan, ni piensan casarse…


Se que os voy a dejar flipados por lo original y estremecedor de sus comentarios.

No se casan porque a su parecer el matrimonio “no es necesario para estar comprometidos con la pareja”.

Y porque “En estos días, no es tabú tener hijos sin estar casados“…

¡Muy bien, chicos!, realmente vuestra inteligencia no debería perderse jamas, jamas…

Sois una inversión para el “todo bodas” de restaurantes, boutiques, tvs y revistas…

Pero para quienes no piensan como vosotros, el objetivo de cualquier novia en su día más especial es lucir una piel perfecta.

Según datos del INE, las novias españolas tiene una media de edad de 31 años, este aumento de edad ha influido directamente en los tratamientos de belleza que eligen para estar radiantes en su día más especial.

Las técnicas de medicina estética han entrado de lleno en la agenda de las futuras novias y Clear+Brilliant se ha convertido ya en su programa de belleza favorito porque es el primer tratamiento específico para aportar luminosidad al rostro sin ningún efecto secundario.

Es un láser fraccionado, mínimamente invasivo, específico para mejorar la textura y el tono de la piel, cerrar los poros y estimular la producción de colágeno.

Después del tratamiento con Clear+Brilliant la piel de las novias estará perfecta incluso con el maquillaje más natural.

Otra de sus ventajas es que después del tratamiento no hay efectos secundarios de ningún tipo, no hace falta retirarse de la rutina diaria y sus resultados se perciben desde la primera sesión.

Una sesión una semana antes de la boda aportará un extra de luminosidad de forma natural.

Este tratamiento también es perfecto para las madrinas, para lucir una piel muy luminosa y rejuvenecida.

Clear+Brilliant pertenece a una nueva generación de láseres fraccionales mínimamente invasivos, pensado para personas de vida activa que quieren lucir una piel bonita sin necesidad de retirarse de la vida laboral.

Y consigue:

  • Refrescar la cara disminuyendo la intensidad de las arrugas superficiales, las manchas y las cicatrices, con la ventaja añadida que no tiene efectos secundarios ni tiempo de retiro.
  • Mejorar considerablemente el tono de la piel y aumentar muchísimo su luminosidad.

Cuidados posteriores

Después del tratamiento no hay que seguir ningún cuidado especial, salvo utilizar una crema con alto factor de protección solar en los días posteriores al tratamiento.

La piel queda enrojecida solamente durante unas dos horas.

Los primeros resultados empiezan a verse después del tercer día y se recomienda una media de 3 sesiones con intervalos de 14 días, en personas jóvenes, para obtener resultados óptimos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *