BRINDAR SIN PARAR

¿Una fiesta?…¿Un día especial?…

¡¡Hay que brindar!!!

Y la piel también se merece una atención especial…

Un cóctel riquísimo –y nunca mejor dicho- en todos sus activos…

Así que para esos momentos en los que resulta absolutamente necesario mostrar “buena cara”, es decir un rostro joven, relajado y atractivo, la Dra. Ana Barranco, Directora de la Clínica Génova 10, Médico Estético miembro de la S.E.M.E (Sociedad Española de Medicina Estética) nos propone un sistema sumamente eficaz y sorprendente.

Porque muchas veces hemos oído hablar de los Cócteles de Vitaminas para la piel, pero en este caso se trata de una “ mezcla” única que proporciona casi de inmediato un aspecto radiante.

La técnica:

Mediante pequeñas inyecciones de mesoterapia, infiltradas a diferentes niveles cutáneos, se introducen los activos vitamínicos, que varían tanto en su fórmula como en su administración según la zona del rostro a la que van dirigidos.

Las zonas a tratar:

La frente, los pómulos, el ovalo facial y el contorno de ojos y de labios son las que requieren una atención especial y una técnica selectiva para obtener los mejores resultados.

Ejecución:

Y aunque dicha técnica resulta prácticamente indolora, se puede utilizar una crema anestésica.

Se aplica unos minutos antes de comenzar.

A continuación se procede a inyectar los diferentes activos vitamínicos.

Para finalizar, se aplica una mascarilla calmante y refrescante.

Una vez retirada, si se desea, es posible utilizar maquillaje para cubrir (si la hubiera) alguna pequeña marca.

Adicionalmente el tratamiento puede potenciarse con una sesión de Peeling de glicólico tópico.

Efectos:

Cada vitamina suministrada en el Cóctel cumple una misión tan sugestiva como específica de biorestructuración cutánea, de nutrición y de revitalización de cara y cuello, reactivando los mecanismos del paciente (colágeno, elastina, oligoelementos etc.)

Resultados:

– Rehidratación cutánea.

– Aumento de turgencia y flexibilidad de la epidermis.

– Disminución en la profundidad de las arrugas.

– Mejoría de la suavidad, luminosidad y belleza de la piel.

Se percibe desde el primer cóctel y va en progresión si el tratamiento se repite una vez por semana durante 5 semanas.

Como mantenimiento o “recordatorio” se recomiendo llevarlo a cabo una vez al mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *