COMETE EL POLLO NIÑA

La que se ha montado entre la adorable princesita del pueblecito Belen Esteban y el inigualable Jesús Mariñas…

Tengo que reconocer que a Jesús le tengo cariño y que he recorrido medio mundo con él, en viajes a los que ambos, junto con otros compañeros de la prensa, fuimos invitados.

Que es ingenioso, que tiene mucha gracia y que sabe ser muy educado cuando quiere y con quien quiere.

Respecto a Belen, decir que la miro cada tarde, con esa fascinación con la que se observa aquello que no se alcanza a comprender jamás …

Y en esta ocasión se ha superado a si misma (que ya es difícil):

En tan solo un programa…

  • Ha gritado como una posesa.
  • Ha dicho “¡¡¡cuidaditoooo!!!” más de mil veces.
  • Ha exclamado ¡Valeeeee! otro millón de idems.
  • Ha jurado mas venganzas que las del Conde Montecristo.
  • Y ha llorado lagrimas de indignación por su Andreita….

Ahí se encuentra el quid de la cuestión, en el ya famoso “¡Andreita comete el pollo!”…

Mariñas se lo recordó a Belen y la recomendó (creo recordar) que quitara la cara de aburrimiento y amargura con la que anda por la vida…

Y Belen le replico que él se comiera “otras cosas” si es que puede, y le califico de “medio hombre” y “bigotito” y otra serie de lindezas “acongojantes” y aco—nantes, como que le escupiria cuando fuera a “su” Salvame

¡Pues qué bonito!

En este duelo al sol no sé quien ganará.

Ni siquiera sé si quedara prohibido comer pollo…

Pero si se que El Láser RevLite SI llega a Europa en exclusiva de la mano de la Dra. Adriana Ribé


Y que incluye la última tecnología para eliminar todo tipo de tatuajes, incluso los realizados con tinta de cualquier color

Borrar los tatuajes no deseados ha sido uno de los objetivos más deseados por dermatólogos e investigadores en láser.

Hasta hoy, los tratamientos no eran del todo satisfactorios al no eliminarlos al 100%, dejar cicatrices y resultar menos eficaces en el caso de los de color.

Los colores más complicados de eliminar son los verdes, azules claros, amarillos, naranjas y fluorescentes, puesto que se necesitan láseres con longitudes de onda muy específicas que pocas máquinas poseen.

El Láser RevLite posee cuatro distintas, para tratar y eliminar todos los colores.

Ademas puede aplicarse para la reducción de arrugas, el tratamiento de cicatrices de acné, la eliminación de lesiones pigmentadas, el tratamiento de lesiones vasculares, el de lesiones dérmicas y el del Nevus de Ota (mancha o hiperpigmentación que afecta el rostro y el ojo).

Factores como la cantidad y tipo de tinta, la profundidad del dibujo y el tamaño del tatuaje, determinarán el número de sesiones necesarias.

En general suelen ser entre seis y diez cada tres meses.

El precio de cada una oscila entre 300€ y 500€ según el tamaño del tatuaje.

¿Donde?

Ribe Clinic

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *