ESCUCHA…PUEDES ELIMINAR TUS TATUAJES

Con la voz quebrada por la ronquera, ¿o por la emoción? (qué cosas)…

Disfrazado de Juez en ejercicio, y con aspecto de juzgar a los mismísimos jueces que le juzgan, el juez Garzón no se sentó en el banquillo, aunque era él el acusado

No, no y mil veces NO ¿Qué os habéis creído?…

Tomo posiciones junto a sus “compis” y dijo que lo de las escuchas es completamente estupendo, porque así  -sabiendo lo que planean los “malos”, se pueden evitar sus delitos…

¡¡¡Genial!!!…

Es una teoría interesante y muy a tener en cuenta y muy heredada del pasado dictatorial…

O tal vez una simple forma de cotilleo

O a lo mejor es que su personaje favorito es Superman, cuya cualidad más destacada era la “súper-escucha”…

O posiblemente un complejo arrastrado desde la infancia, porque al no acompañarle la voz, debe potenciar el oído…

Y claro es bastante natural ya que sin voz y sin oído, el juez se queda tan solo (presuntamente) en mechón blanco, entre la maraña de sus hermosos cabellos negros (por decir algo)…

Veremos qué pasa, si sigue Juez o se convierte en Exjuez…

Porque desde luego, si sus expectativas de intrusismo policial se cumplen y le absuelven… Yo también me apunto a las escuchas… que me encantara saber lo que de verdad piensan hacer en nuestro país nuestros políticos ¡que no hay quien les entienda! aunque cobren  espléndidos sueldos ¡que guay!

Y guay es eliminar los Tatoos  con Láser…..y esto si merece la pena escucharlo….

El láser Q-Switch dirige directamente los rayos de luz sobre los pigmentos de tinta sin alterar el resto de la piel circundante. Los tatuajes desaparecen sin cirugía, sin dañar la epidermis y sin dejar cicatrices.

¡Que si!, quizá hace años decidiéramos tatuarnos un delfín en el tobillo o un tribal en las lumbares, o un juez en el brazo…

Y con el paso de los años ya no nos convence como entonces.

Slow Life House nos ofrece para estos supuestos, sus conocimientos en láser Q-switch.

Pueden ser necesarias varias sesiones para eliminar por completo el tatuaje.

Las sesiones se realizan con intervalos de cuatro o seis semanas.

Durante la sesión de láser se utiliza anestesia local.

Es posible que después de la operación aparezcan ligeras inflamaciones o pequeñas costras, que pueden durar una o dos semanas.

Los tatuajes que mejor responden a este tratamiento son los de color negro, azul rojo.

Algunos tonos que dan problemas son el naranja, rosa o amarillo por contener cadmio y dióxido de carbono, componentes que refleja la luz del láser y dificultan su eliminación.

Las zonas en las que resulta más fácil eliminar el tatuaje son cuello, escote o muñeca, dónde la piel es más fina.

Duración: 1 hora. Precio: a consultar (según dimensiones).

 

 

There are 2 comments for this article
  1. Luz at 12:13

    Hola me gustaría colaborar contigo en un proyecto de salud alternativa. Si te interesa escríbeme ok?

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *