QUE NO DECAIGA!!!

Eso, que no se descuelgue ni un centímetro…

Y que por lo menos, si lo hace, no sea porque no le dedicamos los cuidados precisos…

La Dra. Mª José Barba Martínez, especialista en patología mamaria, nos explica que hacer para lograr un pecho perfecto, cuidadndole desde dentro y desde fuera

  • Desde dentro: con una buena alimentación e hidratación. Mantener el peso estable es muy importante para evitar la aparición de estrías y de flaccidez
  • Desde fuera: teniendo en cuenta el tipo de sujetador y su tamaño. Evitando las quemaduras solares. Haciendo deporte, pero con el pecho bien sujeto.

El sujetador debe elegirse según la forma de vida.

Y tiene mucha más importancia de lo que se piensa, ya que a lo largo del día se convierte en una especie de segunda piel que protege, embellece, mantiene y da forma.

No es lo mismo hacer deporte que sentarse en una silla para trabajar o criar a un niño… Pero en cualquier caso su tejido ha de ser siempre natural, puesto que las fibras con el sudor pueden provocar irritaciones, eccemas, etc.

¿Y como el modelito?…

Para deportes:

Apto para sujetar firmemente el pecho, evitando indeseados descolgamientos.

Para uso habitual:

Tiene que dar cabida en la copa al pecho completamente.

Cuando los senos sobresalen de ella por debajo o por arriba de la axila, quiere decir que es pequeño.

Si aprieta mucho o es excesivamente fino, deja marcas y contribuye a crear problemas de drenaje (almacenamiento de grasa por mala circulación), dolores de espalda, malas posturas, descolgamiento y michelines.

¿Y los aros?

Da igual que los tenga o no, pero ¡mucho cuidado! si se clavan, porque eso puede producir heridas, escoriaciones e inflamaciones continuas, capaces de iniciar una patología como la de los quistes, o agravar otras ya existentes.

La elección de un mal sujetador puede contribuir a originar deformidades, crear malas posturas y provocar contracturas, rozaduras y lesiones.

Los productos, técnicas y tratamientos adecuados

Hidratantes

Antimanchas.

Protectores solares.

En la adolescencia, embarazo y alteraciones de peso,utilizar un antiestrías.

Automasajes diarios (en forma circular) para favorecer la penetración de las cremas de tratamiento

Masajes profesionales una a dos veces en semana, en caso de empezar a notar flaccidez.

  • El tratamiento por excelencia para la flaccidez es la Radiofrecuencia médica.
  • El tratamiento de las manchas es la luz pulsada intensa (IPL), el láser y los peeling médicos despigmentantes.
  • El tratamiento para atenuar las estrias es el IPL
  • Para revitalizar la piel y las arrugas del escote, un tratamiento que combina la inyección de vitaminas, minerales, ácido hialuronico y oxigeno.
There are 2 comments for this article
  1. Yurena at 17:09

    Me ha venido genial leer esta entrada ahora. Tengo 105 de pecho y estoy perdiendo peso desde que me hice vegetariana. Me siento de maravilla en cuestión de salud pero estaba empezando a preocuparme y pensar en comprarme alguna crema antiestrías porque me da miedo que se me caiga el pecho :S o perder su tamaño.
    Si conoces alguna crema que sea buena y funcione te agradecería que publicases el nombre/marca y/o algún remedio casero para que la piel siga siendo suave.
    ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *