UN ESTRENO DE LUJO

El de tu nueva nariz, por ejemplo…

Se la puedes pedir a los reyes magos…

Y conseguir que al fin sea como siempre has soñado… proporcionada, armoniosa, acorde con el resto de tus rasgos faciales…

¡Pero sin pasar por un quirófano, ni por molestas escayolas, ni por incomodísimos post operatorios!

Cierto que hasta ahora la única manera de corregirla y dotarla de un aspecto más natural era la cirugía…

Sin embargo, todo ha cambiado con la incorporación en Med Estetic de una técnica de vanguardia, la rinomodelación o rinoplastia no quirúrgica.

El Dr. Antonio Licitra, jefe del Centro y uno de los pioneros de esta técnica en España, nos la explica a las mil maravillas:

“Se sustituye el bisturí por materiales en forma de gel que modifican la anatomía nasal.

Se lleva a cabo desplazando sus segmentos mediante una cuidadosa introducción de materiales cementantes (Restylane® ó Radiesse®) en puntos específicos.

Eso permite modificar los ángulos, tanto el nasofrontal como el nasolabial y rectificar el dorso.

Y aunque la nariz es la zona central del procedimiento, la rinomodelación también permite la corrección del mentón y de otras áreas en el perfil del rostro.”

Se encuentra indicada para:

  • Aquellas personas (hombres y mujeres) que no quieren cirugía bajo ningún concepto.
  • Cuando la modificación es mínima y no justifica la intervención quirúrgica .
  • En caso de contraindicaciones quirúrgicas (anestesia general).
  • Los insatisfechos con una rinoplastia previa, que quieren mejorar su aspecto.

Respecto a la permanencia de los resultados, existen dos opciones:

-Utilizar rellenos reabsorbibles, en cuyo caso persisten de un año a año y medio.

-Emplear acrílicos sintéticos a fin de obtener un resultado permanente.

Otra ventaja es que la Rinomodelación se realiza en un consultorio, sin necesidad de utilizar anestesia general ni permanecer en reposo.

Es asequible, económicamente hablando.

No deja cicatrices y los resultados son inmediatos…

O sea, que ¿cómo no animarse a escribir la carta a Melchor, Gaspar o Baltasar o incluso a Papa Noel?…

Porque desde luego, y hablando de cartas, tener una nariz a la idem, nunca fue tan

fácil

MAS INFORMACION: www.med-estetic.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *