DIME QUE DIA ES Y TE DIRE COMO COMES

Comer a diario fuera de casa, por lo general, equivale a:

  • Tiempo escaso.
  • Lugar económico.
  • ¡Hambre!
  • Aburrimiento.

Sumando estos factores el resultado equivale a “costumbres contra la salud y los kilos”

YA SÉ QUE en estos días hay un caos de desorden…

Que a lo mejor, con tantos follones ir a comer a casa es un lujo

Y que no se pueden negar los efectos del estres por culpa también de::

  • Muchos atascos.
  • Grandes distancias entre unos sitios y otros
  • Horarios “asesinos”.

Así que hablemos de los puntos débiles del menú nuestro de cada día, para en la medida de lo posible equilibrarlos

Los puntos débiles

-Exceso de pastas, patatas, productos harinosos y rebozados en harina.

-Pocos vegetales (hortalizas y verduras)

-Escasos alimentos crudos.

-Muchas salsas excesivamente energéticas que añaden kilos y grasas.

-Abundantes condimentos y sal.

-Cantidad de congelados, que si no se cocinan correctamente pierden la mayoría de

sus propiedades.

-Grasas saturadas y aceites que no son de oliva.

-Ensalada y fruta ya sin vitaminas, porque llevan mucho tiempo preparadas.

-Alimentos fritos y refritos.

-Postres dulces.

-Mucho pan.

Los antídotos

-Procurar que los platos elegidos sean sencillos, y que se vean bien los ingredientes que los componen.

-Iniciar la comida con verduras, sopas, arroz y ensaladas y tomar un segundo plato de carne roja, pollo a la plancha, pescado o huevos revueltos o en tortilla.

¡Sin postre!, o una infusión.

-Procurar que la cena compense el almuerzo.

Por ejemplo, tomar verdura y fruta si no lo hiciste a mediodía, o proteínas si es a la inversa. .

-Los excesos en las cantidades diurnas se subsanan con una merienda- cena de cereales por ejemplo, y nada más.

Dos horas después, ¡a dormir con el estomago calmado, pero en reposo!…

Y no olvideis nunca que la elección de la cantidad y calidad de alimentos nocturnos se encuentre en consonancia con la ingesta del medio día.

Y también con la edad, con el peso y con la actividad física que cada persona realiza y…

¡¡¡Feliz nutrición!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *