MAS DELGADOS Y DEPURADOS

Nuestro cuerpo produce toxinas…

Es algo desagradable, pero ES ASÍ

 Se expone a toxinas, que son absorbidas desde el exterior, a través de la contaminación ambiental y de los alimentos.

Y además nuestro organismo produce toxinas, tales como los radicales libres y otras sustancias de desecho.

 Y como por nuestro estilo de vida cada vez se cocina menos.

Y como no tenemos tiempo y la oferta de alimentos “listos para comer” (menos saludables que la comida tradicional), es tan extensa, optar por ellos se ha vuelto casi una costumbre.

Y como son ricos en grasa y azúcar, han contribuido al aumento del sobrepeso.

 Cierto que contamos con un mecanismo, el sistema depurativo, que nos permite liberarnos de todo aquello que ya no necesitamos.

Pero puede ocurrir que no sea lo suficientemente eficaz y que a la larga nuestra salud se resienta.

 Los síntomas de una sobrecarga tóxica son muy variados.

Por ejemplo el cansancio sin motivo aparente, los resfriados frecuentes, el estrés y la piel con imperfecciones.

 Depurarnos de vez en cuando, nos ayuda a recargarnos energéticamente -máxime tras determinados excesos en la alimentación- porque ayudamos al hígado y a los riñones, los principales órganos que intervienen en los procesos depurativos.

 Para desintoxicarnos debemos beber al menos dos litros de agua o líquidos al día, comenzando por la mañana con  un gran vaso de agua templada, con algo de zumo de limón, para favorecer la eliminación de las toxinas que el organismo ha producido durante la noche.

 Las verduras, las hortalizas y las frutas son la mejor opción para desintoxicarnos, por ser alimentos frescos que aportan grandes cantidades de fibra, vitaminas y sales minerales; elementos que contribuyen a mantener la presión arterial, las células de los tejidos en buen estado y el control del peso (evitando el estreñimiento).

 Además, la fitoterapia, especialmente las formas bebibles, son un complemento ideal en las curas de depuración.

Arkofluido-Ortosifon

Concretamente  el Ortosifón (Orthosiphon stamineus) contiene en sus hojas minerales y otros activos naturales que actúan sinérgicamente y dan como resultado una actividad diurética y depurativa, que lo convierten en una eficaz ayuda en las curas de desintoxicación.

Arkofluido Ortosifón en ampollas, facilita la ingesta de agua y ayuda a eliminar toxinas, pero sin disminuir la tensión arterial ni descompensar el balance de sales minerales.

 Modo de empleo

1 ampolla al día diluida en un vaso agua durante 20 días.

A continuación, seguir con Arkocápsulas Ortosifón.

Envase de 10 y 20 ampollas

P.V.P. aprox: 9,90 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *