UN PELO DE PASION

Pues como en las más apasionantes telenovelas ¡ha ocurrido -presuntamente-!…

Eso al menos se comenta, que Cupido se ha ensañado con ellos (en el mejor sentido) y les ha disparado toneladas de flechas

 

¿Y quién es quien?…


El, un apuesto galán… un mandamás donde los haya…

Un hombre que por amor (presuntamente) ha dejado de ser calvo y ya tiene hasta tupe (sentadita me quede)…

Ha dejado de ser gordo y pasea su cintura de junco y mimbre por su propia hípica, por sus áticos y por el infinito de sus lares…

Ella, monísima y arregladísima y -presuntamente- un poquito cursi…

Casada hasta hace poco, hasta que se les rompió el amor de tanto usarlo (presuntamente) con un torero…

El también se divorció hace poco ¡y qué curioso!… su ex tenía mucho que ver con la joyería y su presunta nueva novia, también …

¡Entre joyas anda el juego!…

El es Jose Bono y ella Marina Danko… ya se vera, que lo que tenga que pasar pasara

 

¡Pero que no vuelva a caérsele el pelo, por Dios!…

Afortunadamente cuenta con FORTICEA, Champú Estimulante del programa del cuidado anticaída de René Furterer.

Lava con suavidad y estimula la microcirculación del cuero cabelludo gracias a las bioesferas de aceites esenciales y a los masajes recomendados, que refuerzan la penetración de los elementos energizantes de los que se compone.

Con pH neutro, respeta el equilibrio del cuero cabelludo y aporta volumen y fuerza.

El cabello renace lleno de brillo, vigor y volumen.

En su formulación abundan los activos de origen natural (marino), junto con aceites esenciales, para sanear el pelo y estimular la microcirculación (Naranja, Lavanda, Romero)

Se aplica sobre el cuero cabelludo húmedo.

Se masajea para favorecer los aportes nutritivos a nivel de la raíz del cabello y prevenir la alopecia. Se deja actuar de uno a tres minutos y se aclara…Es de uso frecuente.

 

Tests de eficacia

Los aceites esenciales contenidos en FORTICEA Champú Estimulante, asociados a los masajes, estimulan la microcirculación 7 veces más que los mismos masajes efectuados sólo con el excipiente.

 

¡Y a ser feliz don Jose, que a lo mejor como Sansón, la fuerza la tiene usted en el pelo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *