LOS PELIGROS DE LA PISCINA

Hace ilusión… lo de ir a la piscina después de estos tiempos tan locos…

Un buen chapuzón es de lo mas gratificante, refrescante y desestresante, pero a veces tiene inconvenientes…

 

¿Cuáles’

Pues uno de ellos puede ser la cistitis, por el contacto de agunas zonas corporales con los tejidos húmedos de los trajes de baño, el cloro, etc.…

Pero los arandanos rojos americanos, son una especie de Súper-protección contra ella y un gran enemigo de las infecciones urinarias. ..

Y ¡están riquísimos!

Sobre los arandanos rojos

El arándano rojo americano o cranberry es un fruto originario de América del Norte que ya los americanos nativos, primeros habitantes de la zona, utilizaban para tratar enfermedades.

Las investigaciones científicas realizadas durante los últimos 20 años han demostrado lo que los primeros habitantes de esa zona ya conocían: los cranberries actúan de forma positiva en nuestra salud y, entre otros beneficios, pueden ayudarnos a prevenir las infecciones urinarias.

Así, según diversos estudios, el consumo regular de cranberries o productos de cranberry puede llegar a reducir en un 50 % el riesgo de una nueva infección de las vías urinarias en mujeres.

 Cómo consigue el cranberry prevenir las infecciones urinarias

Por lo que se denomina el efecto antiadhesión

Las bacterias se adhieren a los tejidos como lo hacen las dos caras de un velcro.

Los arándanos rojos contienen unas sustancias denominadas proantocianidinas (PAC) que crean una capa sobre el tejido.

Actúan de igual modo que lo haría un papel entre las dos caras del velero.

O sea, impidiendo que las bacterias se peguen a la pared celular, para que fluyen por la orina.

Al ser expulsadas del cuerpo, no tienen posibilidad de causar infecciones.

 La dosis recomendada de PAC para conseguir este efecto protector es de 36 mg al día, que pueden ser tomados como preparados farmacéuticos (en cápsulas o ampollas), como zumo o en otros formatos como los arándanos rojos secos.

Para conseguir una protección estable durante las 24 horas del día, se recomienda espaciar la ingestión diaria y consumir cranberries por la mañana y por la noche.

El Dr. Juan Carlos Ruiz de la Roja, director del Instituto Urológico Madrileño añade que es muy importante, sobre todo, no olvidar la toma nocturna “ya que, a diferencia del día, durante la noche no eliminamos orina con frecuencia y ésta se acumula en la vejiga favoreciendo la proliferación de bacterias”. 

 Las bacterias

En el 90% de los casos el desencadenante de las infecciones, la mala de la película es la bacteria Escherichia coli.

Menos mal que contamos con el arandano rojo americano… Así que ¡¡¡a disfrutar!!! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *