Bronceado sin sol en cualquier momento

Los moderno autobronceadores no estropean en absoluto la calidad ni cualidad de la piel, y se consiguen  unos tonos muy naturales.

Su efecto es semejante al de la oxidación que se produce cuando se corta una manzana en dos y se deja así un tiempo. La superficie expuesta adquiere un tono oscuro.

Como mejor quedan es tras una exfoliación, y con la piel bien hidratada.

Recordad que hay que lavarse las manos muy bien tras la aplicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *