injertos capilares

NI UN PELO DE TONTOS

¿Quién no recuerda su primer amor?... El mío tenía los ojos tan azules como un cielo de verano y el pelo frondoso y rubio. Y a mis once años, sus…