BELLEZAS EN MADERA

Es muy diferente el caso…

Porque a Paquirrín, a Lolita y Rosarillo, o a Rociíto, por ejemplo, sus diminutivos les molestan, ya que se encuentran mayores en edad, para llevarlos.

Es muy diferente, como os digo, el caso de Pepiño Blanco que de pronto, un buen día se convirtió en “Don Jose”.


¿Porque?, ¿porque?, ¿porque?…

¿Por haber sido nombrado ministro?, o sencillamente porque comenzó -presuntamente- a semejarse a “Don Corleone” (Que en esto de los parecidos no hay normas)…

Pero un buen día, ex-Pepiño comenzó a metamorfosearse para pasar de capullo a gusano y de aquí (científicamente hablando) a mariposa.

Y se acabaron las gafas de tropecientos aumentos que impedían ver sus maravillosos ojos azules.

Y el pelo sin vida que abotargaba su cabeza de estatua griega.

Y las fundas blancas en sus dientes.

Y los también presuntos rellenos en su antaño escasa barbilla…

Don Jose es ya un brazo de mar, un ser apasionante y sencillo que ¿de dónde saca “pa” tanto como destaca?…

No, la verdad es que por no gastar -ni siquiera en despachos-, utiliza las gasolineras para sus reuniones de trabajo…

A lo mejor ahora le venía bien inmortalizar su físico, no en escayola, sino en madera

Porque actualmente un tratamiento de Maderoterapia, es la revolución de los masajes reductores, lanzado por Beautiful Hands.

Con él, se pierde volumen y se reafirman las zonas críticas, a partir de la tercera sesión

Se lleva a cabo con rodillos y esferas de madera y es la última técnica paras modelar nuestro cuerpo.

Una novedad en masajes reductores.

Es además reafirmante, y utiliza instrumentos de madera impregnados en aceite esenciales.

La Maderoterapia se encuentra indicada para tratar la celulitis, reafirmar, tonificar, reducir medidas y tornear el cuerpo.

Como os digo, se trabajan con aparatos de madera, los antiestéticos michelines, celulitis o pistoleras, con masajes combinados de aceites esenciales y propiedades reductoras.

Los resultados son sorprendentes.

MÁS INFORMACIÓN: www.beautifulhands.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *