UNA HORA PARA UNA TALLA MENOS

Este país está lleno de princesas ideales de la muerte:


La princesa Letizia, la Princesa del pueblo y la princesa heredera del grupo Inditex, Marta Ortega…

Tres princesas de cuento de hadas (en el mejor sentido), y tres maridos para ellas, gloriosas criaturas, destinados a ejercer de chevalieres servantes:

Sergio (señor de Ortega) encabeza el ranking nacional de saltos de hípica (y se comenta que también, el de saltos de alegría por su reciente matrimonio)

Fran (señor de Esteban), es un camarero sin oficio (presuntamente su esposisima no le permite ejercer, y sin beneficio conocido), pero “ al decir de ella “, muy feliz.

Felipe (señor de Letizia) tiene la sangre completamente azul y los ojos también y quizás alguna que otra favorecedora camisa. Y dos niñas ideales, y un palacio, y unos padres reyes, y dos hermanas también (una de ellas super despistada con el dinero) y un cuñado “presuntamente” frescales.

Tres princesas super afortunadas…

Tanto como lo vamos a ser a partir de ahora quienes tenemos algo, o mucho de grasas almacenadas…

Y es que existe un tratamiento no quirúrgico, que en solo una hora proporciona una talla menos

Efectivamente Liposonix es un nuevo equipo que utiliza la tecnología HIFU, ultrasonidos focalizados de alta intensidad, para eliminar la grasa de la cintura, el abdomen y cartucheras de una forma no invasiva y sin necesidad de retirarse de la vida laboral.

Los estudios clínicos realizados han demostrado una pérdida media de 2,6 cm en la cintura tras una única sesión con Liposonix.

Es el tratamiento perfecto para mujeres y hombres, que, a pesar de hacer ejercicio y llevar una dieta saludable, no consiguen eliminar ese centímetro de más en la cintura o en diferentes zonas conflictivas.

A diferencia de otros tratamientos no invasivos contra la grasa localizada, destruye de manera permanente las células de grasa que se encuentran bajo la piel, sin dañar los tejidos circundantes, en una única sesión que dura aproximadamente una hora.

El cuerpo elimina después de forma natural esas las células grasas, en un proceso que puede durar entre ocho y doce semanas.

El resultado es una figura más contorneada y delgada.

La tecnología que utiliza Liposonix ha sido desarrollada durante 10 años por un equipo internacional de científicos y expertos en ultrasonidos, con una larga experiencia en la investigación y fabricación de dispositivos terapéuticos y de diagnóstico.

Principales ventajas y beneficios

  • Rápido: Dura apenas una hora y tan solo se necesita una sesión para obtener resultados visibles.
  • Aprobación de la FDA: Liposonix tiene la aprobación de la FDA como tratamiento no invasivo para reducir la circunferencia de la cintura.
  • Seguro: es un tratamiento no quirúrgico que no requiere ninguna preparación previa.

Los pacientes ideales son aquellos que tienen al menos 2,5 cm de grasa subcutánea en abdomen, tripa y cartucheras.

El tratamiento se puede repetir tres meses después para conseguir una mayor reducción de volumen

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *