Con la piel reseca

La piel es una estructura que se renueva continuamente y cambia en respuesta a estímulos internos y externos, como por ejemplo el frío y el calor.

Cuando son muy fuertes se reseca.

Después del baño/ducha, aplicar una hidratante potente para ayudar a mantener el grado óptimo de agua en los tejidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *